El mercado de trabajo es uno de los ámbitos clave en los que se debe luchar y potenciar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. El 2020 ha comenzado con la ampliación del permiso de paternidad a 12 semanas, de las cuales 4 de ellas se tienen que disfrutar de manera obligatoria tras el nacimiento del bebé. Sin embargo, también es cierto que a día de hoy existen trabajadoras a las que se les pregunta si tienen pensado ser madres en las entrevistas de trabajo, o que temen el momento de decir que están embarazadas. Este tipo de situaciones no deberían existir, sobre todo porque el artículo 45 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, recoge que las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y que han de adoptar medidas dirigidas a evitar la discriminación laboral entre mujeres y hombres. En el blog de DOSPUNTOCERO te contamos cómo elaborar un Plan de Igualdad en tu empresa.

Plan de igualdad en tu empresa: concepto, actores implicados y cuándo es obligatorio

Para diseñar un Plan de Igualdad en tu empresa el primer paso es realizar un diagnóstico de la situación para después determinar qué objetivos concretos de igualdad se quieren alcanzar. Para llegar a esas metas de igualdad es necesario poner en marcha unas estrategias que son las que van a conformar el Plan de Igualdad en tu empresa. Entre los puntos que puede contemplar el plan están temas como el acceso al empleo, la prevención del acoso sexual, la conciliación laboral, personal y familiar o la promoción dentro de la empresa.

Pero, ¿quiénes participarán en el Plan de Igualdad en tu empresa? Pues en realidad abarca a toda la organización, aunque cada agente tiene papeles diferentes:

-Directivos de la empresa. De ellos tiene que partir el deseo de poner en funcionamiento el plan y además tienen que aprobar los objetivos de igualdad que se quieren lograr.

-Departamento de Recursos Humanos. Los profesionales de Recursos Humanos son los que van a ejecutar el Plan de Igualdad en tu empresa, es decir, su función es garantizar que las acciones sean muy concretas y que se integren en los procedimientos de la compañía.

-Representantes legales de las trabajadoras y trabajadores. Su papel en el Plan de Igualdad en tu empresa será el de asesorar y fomentar las buenas prácticas, así como identificar las necesidades que existen y proponer soluciones.

-Comité permanente de igualdad. Cuando hablamos del comité permanente de igualdad nos referimos al órgano paritario que aúna tanto a representantes de la empresa como a representantes de los trabajadores. Tiene que estar compuesto por hombres y mujeres, y el fin de este órgano es crear un espacio de diálogo y comunicación. Para que el Plan de Igualdad en tu empresa sea realmente viable, es recomendable que entre los representantes de la empresa haya personas con cargos influyentes y no solo los profesionales del departamento de Recursos Humanos.

-Los trabajadores y trabajadoras. Son el colectivo destinatario del Plan de Igualdad en tu empresa, por lo que su papel pasa por participar en las diferentes acciones e incluso proponer medidas.

-Personas expertas (personal interno y consultoras). Su función es la de formar a todos los agentes implicados en el Plan de Igualdad en tu empresa.

-Comunicación. La comunicación es importante tanto a un nivel interno, para que los empleados conozcan las acciones en pro de la iguadad que se llevan a cabo, como a nivel externo, porque es vital la imagen que una empresa proyecta a la sociedad.

-Organismos de igualdad. Proponen acciones, sensibilizan y realizan el seguimiento del Plan de Igualdad en tu empresa.

plan de igualdad en tu empresa

Después de haber leído todo esto, tal vez te hayan surgido algunas dudas: ¿Cómo voy a implantar un plan de igualdad si carezco de un departamento de Recursos Humanos? ¿Es obligatorio que todas las empresas tengan un Plan de Igualdad? Pues respondemos esas incógnitas:

-Es obligatorio un plan de igualdad cuando así lo establece el convenio colectivo.

Todas las empresas con más de 250 trabajadores deben tener un Plan de Igualdad según el art. 45 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo.

-La novedad es que cada vez van a ser más las empresas que van a tener que desarrollar con carácter obligatorio un Plan de Igualdad: a partir del 7 de marzo de este año lo tendrán que implantar las empresas que tengan entre 151 y 250 trabajadores. Sin embargo, para 2022 será obligatorio para todas las empresas con más de 50 trabajadores.

Estos cambios se establecen en el Real Decreto-Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Por orden de la Autoridad Laboral

-Administraciones Públicas

Fases en la realización del Plan de Igualdad

Fase 1. Compromiso de la organización

La alta dirección de la empresa debe dejar por escrito el deseo de implantar un Plan de Igualdad, el cual formará parte de la política de gestión de Recursos Humanos, y que se facilitarán los recursos necesarios para ello.

Fase 2. Se constituye el Comité o Comisión Permanente de Igualdad

En esta fase se forma el equipo de trabajo y se llevan a cabo acciones como informar y sensibilizar a la plantilla de trabajadores.

Fase 3. Diagnóstico

En este punto se analiza cuál es el estado de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la empresa, y para ello hay que estudiar desde una perspectiva de género cómo es el acceso a la empresa, las remuneraciones, el desarrollo de la carrera profesional, la formación en la empresa… Este análisis debe ser cuantitativo, cualitativo y dinámico, es decir, los datos se debe actualizar continuamente. Después de obtener los resultados se proponen las acciones que incluirá el Plan de Igualdad.

Fase 4. Programación

En función de las propuestas que se plasmaron en la fase anterior se elabora el Plan de Igualdad. Hay que marcar objetivos a corto y largo plazo, planificar el tiempo en el que se alcanzarán, determinar quiénes serán las personas destinatarias, diseñar un calendario…

Fase 5. Implantación

En esta fase se llevan a la práctica todas las acciones que se habían previsto en el Plan de Igualdad.

Fase 6. Evaluación

La fase de evaluación es imprescindible, puesto que hay que evaluar si se llevaron a cabo todas las acciones programadas, si de verdad se han corregido las desigualdades y si se han logrado los objetivos deseados.

Para diseñar e implantar un Plan de Igualdad en tu empresa probablemente necesites que un equipo de profesionales en la materia te oriente y te guíe. Si tienes cualquier duda, te animamos a que te pongas en contacto con nuestro departamento legal.